0
$0.00
  • An empty cart

    You have no item in your shopping cart

Científicos crean vidrio “inteligente”: el futuro de la visión artificial

Científicos crean vidrio “inteligente”: el futuro de la visión artificial

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Wisconsin-Madison ideó un método para crear lentes de vidrio “inteligentes” que pueden reconocer imágenes sin necesidad de sensores, circuitos o fuentes de energía.

La sofisticada tecnología que impulsa el reconocimiento facial en muchos teléfonos inteligentes modernos algún día podría recibir una actualización de alta tecnología que suene, y parezca, sorprendentemente de baja tecnología.

Esta ventana al futuro no es otra que un pedazo de vidrio. Los ingenieros de la Universidad de Wisconsin-Madison han ideado un método para crear piezas de vidrio “inteligente” que pueden reconocer imágenes sin necesidad de sensores, circuitos o fuentes de energía.

“Estamos usando la óptica para condensar la configuración normal de cámaras, sensores y redes neuronales profundas en una sola pieza de vidrio delgado”, dice el profesor de ingeniería eléctrica e informática de UW-Madison Zongfu Yu.

Incrustar inteligencia artificial dentro de objetos inertes es un concepto que, a primera vista, parece sacado de la ciencia ficción. Sin embargo, es un avance que podría abrir nuevas fronteras para la electrónica de bajo consumo.

Actualmente, la inteligencia artificial consume recursos computacionales sustanciales (y duración de la batería) cada vez que miras tu teléfono para desbloquearlo con la identificación de la cara. En el futuro, una sola pieza de vidrio podría reconocer su cara sin gastar energía.

Imagina piezas de vidrio que parecen cuadrados translúcidos. Las pequeñas burbujas e impurezas colocadas estratégicamente dentro del vidrio doblarían la luz de maneras específicas para diferenciar entre imágenes. Esa es la inteligencia artificial en acción.

Diseñar el vidrio para que reconociera imágenes fue similar a un proceso de capacitación en aprendizaje automático, a excepción de que los ingenieros “entrenaron” un material analógico en lugar de códigos digitales. Específicamente, los ingenieros colocaron burbujas de aire de diferentes tamaños y formas, así como pequeñas piezas de materiales que absorben la luz, como el grafeno, en lugares específicos dentro del vidrio.

“Estamos acostumbrados a la computación digital, pero esto ha ampliado nuestra visión”, dice Yu. “La dinámica de onda de la propagación de la luz proporciona una nueva forma de realizar computación neuronal artificial analógica”

Si bien el proceso de capacitación inicial puede requerir mucho tiempo y ser computacionalmente exigente, el vidrio en sí es fácil y barato de fabricar.

En el futuro, los investigadores planean determinar si su enfoque funciona para tareas más complejas, como el reconocimiento facial.

“El verdadero poder de esta tecnología radica en su capacidad para manejar tareas de clasificación complejas de manera instantánea y sin ningún consumo de energía”, dice Ming Yuan, un colaborador en la investigación y profesor de estadística en la Universidad de Columbia. “Estas tareas son la clave para crear inteligencia artificial: enseñar a los autos sin conductor a reconocer una señal de tráfico, a permitir el control por voz en dispositivos de consumo, entre muchos otros ejemplos”.

“Siempre estamos pensando en cómo proporcionamos visión para las máquinas en el futuro, e imaginando tecnologías de aplicación específica y orientadas a una misión”, dice Yu. “Esto cambia casi todo sobre cómo diseñamos la visión artificial”.

Fuente: University of Winsconsin-Madison

Leave your thought

Login

Registro | Contraseña perdida?